El Bailecito
El Caramba
El Chotis de Amalia
El Cuando
El Ecuador
El Escondido
El Gato
El Gato Polqueado
El Gauchito
El Gauchito Cuyano
El Pajarillo
El Remedio
El Remedio Atamisq.
El Triunfo
El Tunante
El Tunante Catamar.
La Arunguita
La Calandria
La Chacarera
La Chacarera Doble
La Lorencita
La Mariquita
La Ranchera
La Remesura
Los Aires
La Chacarera

LA CHACARERA

Bien alegre y retozona,
picaresca y bochinchera,
despliega la chacarera
sus coplas intencionadas,
pa´ lucirlas zapateadas
en las fiestas domingueras.

La chacarera es alegre, bulliciosa, optimista y muy pícara. Danza de casi toda la republica que aparece en el escenario rural argentino en la segunda mitad del siglo diecinueve. Existen valiosos testimonios de su éxito en el sur de la provincia de Buenos Aires. En el norte es popularísima, aun hoy en provincias como Jujuy, Salta, Tucumán, La Rioja, Catamarca y Santiago del Estero. En esta ultima toma caracteres propios y se convierte en una suerte de himno de los santiagueños, al expresar fogosamente a través de su música y su danza, un nutrido entusiasmo y un júbilo impetuoso. A veces cambia su carácter, y se hace triste y llorosa con reminiscencia de lamentosas y acongojada vidalas, como las siempre interpretadas del inolvidable amigo santiagueño Julio Argentino Gerez.
Existen chacareras con introducción y vueltas enteras de ocho o seis compases. Las mismas corresponden a los interludios musicales, que separan las coplas cantadas. Por otro parte, don Andrés Chazarreta da a conocer otra versión santiagueña, a la cual denomina La Doble, chacarera original, que posee dieciséis compases mas que la chacarera en si.

CLASIFICACION

Es una danza de pareja suelta independiente. De carácter picaresco.

HISTORIA

La Chacarera, se baila en la actualidad en muy pocos lugares de las provincias norteñas y del alto noroeste. Santiago del Estero marcha a la cabeza de esas tradiciones imborrables, pues no ha sido dominada por el modernismo y la invasión foránea de culturas prefabricadas para dominar los pueblos envías de desarrollo, como lo es la Argentina.
Uno de los testimonios mas importante es el de Ventura R. Linch, en su libro publicado en 1883. Expresa: "hay también el caramba y la chacarera los dos bailes son puramente locales. La Chacarera es parecida a la firmeza y se baila mucho en Dolores..."
Con respecto a esta semejanza quiero colegir que Linch, que era músico, seguramente comparaba sus ritmo de seis por ocho, ágil y alegre. Mis parientes oriundos de General Lavalle y Dolores, mencionaban a la Chacarera, como repertorio del gaucho junto al Gato, la Huella, loa Amores y El Gato Polqueado. Un tío mío, poeta, casado con una hermana de mi madre, Clemente Guiol, en su amplio repertorio poético contaba con letras de chacareras de carácter absolutamente sureño. Esto acontecía a principios del siglo veinte. Por aquellos años Buenos Aires no conocía la chacarera norteña.
Isabel Aretz, da a conocer en 1952 uno de sus hallazgos. Las memorias de Florencio Sal, publicadas en Tucumán en abril de 1913. En las mismas expresa Sal que la Chacarera se bailaba en los salones de la ciudad de Tucumán alrededor de 1850.
La documentación acumulada es muy poca. Contamos con las versiones de don Andrés Chazarreta(1916); Ana S de Cabrera (1925); Jorge Furt(1927); Manuel Gómez Carrillo(1920 y 1923); Ventura Linch(1883); Leopoldo Lugones(1914 y 1916);Ricardo Rojas(1917); Florencio Sal(1913); Luis Bonfiglio(1889) y Andrés Beltrame(sin fecha).
En conclusión, existe documentación fehaciente, que la chacarera se bailo en la provincia de Buenos Aires en la región campesina; en los salones distinguidos del norte y en los ambientes rurales del noroeste argentino, habiéndose distinguido con caracteres propios en la provincia de Santiago del Estero hasta nuestros días. Carlos Vega dijo en 1952 "En el estado actual de las investigaciones sería arriesgado presentar la Chacarera mucho antes de 1850. Nunca, en ninguna fecha ha de colocarse en los salones de la ciudad de Buenos Aires.